miércoles, 21 de junio de 2017

Buena voluntad tributaria

Fuente: marca.com
Leo en prensa digital que el afamado jugador de fútbol Cristiano Ronaldo pagará los 14,7 millones de euros que debe a la Agencia Tributaria de manera preventiva "con la intención de mostrar su buena voluntad". Y es que resulta que el portugués, al igual que otros deportistas del balompié, ha sido inspeccionado por Hacienda por tratar de ocultar ingresos procedentes de sus derechos de imagen a través varias sociedades pantallas.

Me sorprende que los medios enfaticen en mostrar la buena voluntad del jugador ante el fisco cuando realmente pretenden camuflar o disimular lo que verdaderamente hay detrás: que Cristiano Ronaldo ha sido acusado de un cúadruple delito fiscal y que el pago de la deuda de forma anticipada es fruto de un pacto con la Fiscalía para reducir una posible pena y de esta forma evitar su entrada en prisión (en el caso de que la sentencia fuera condenatoria, claro está).

Si este hubiera abonado en tiempo y forma sus obligaciones tributarias quizá sí podríamos hablar de buena voluntad, pero no ahora. No cuando la Fiscalía le acusa de cometer delitos fiscales. Por ello, predicar la buena voluntad del jugador en este momento es, cuanto menos, cuestionable. Al menos a mí me suena a chiste. La buena voluntad, bajo mi punto de vista, es cumplir con Hacienda cuando toca. Lo de ahora es una posibilidad (legal) que le brindaba la Agencia Tributaria como atenuante ante una futura hipotética sentencia condenatoria.

Pero oiga, que igual el Juez no ve indicios de delito fiscal y todo lo dicho carece de efectos. Que a este hombre, como al resto, le ampara la presunción de inocencia. Esperaremos, pues, al fallo judicial. Lo de los diferentes grados de percepción del fraude fiscal en función de si el defraudador es un cargo político o un jugador de fútbol (o un famoso cantante) mejor lo dejamos para otro día.

1 COMENTARIOS:

Gabriel García dijo...

Vamos por partes que dijo Jack el destripador.

Concuerdo con el autor en lo relativo a este señor especialista en coces. De buena voluntad nada, más bien intento de reducir la pena ahora que le ve las orejas al lobo.

En cuanto a lo de buena voluntad en general, debo discrepar. La gran mayoría de gente no paga por tener buena voluntad. Paga para que luego no venga el tipo con el garrote y te meta recargos o embargos en cuenta.

Publicar un comentario

ShareThis

Páginas vistas en total

 
;